Google ha implementado recientemente cambios en la indexación de videos, trasladando mis videos a la categoría de «Video no indexado» bajo el tema «El vídeo no es el contenido principal de la página» esta semana. ¿Cómo podemos lograr que estas páginas de video vuelvan a ser indexadas? Descubre la mejor solución para este desafío y optimiza tu contenido para obtener resultados efectivos.

El vídeo no es el contenido principal de la página

En la búsqueda de estrategias efectivas para indexar tus videos, es esencial comprender que, si bien es beneficioso tener videos relacionados para complementar el contenido de la página, el enfoque principal debería estar en la optimización del texto.

El vídeo no es el contenido principal de la página

Dado que esta sección se clasifica como un blog, priorizar el contenido textual es clave, utilizando videos e imágenes como complemento para enriquecer el tipo de página y fortalecer aún más el contenido de texto.

En consecuencia, se sugieren tres enfoques:

  1. Mantén el contenido existente: Conserva el contenido actual de la página y aloja el video en un canal de Youtube, optimizándolo según sea necesario.
  2. Crea páginas dedicadas: Diseña páginas específicas para cada video, donde el video sea el punto focal principal de la página.
  3. Reorganiza el contenido: Mueve el video hacia la parte superior de la página. Puedes comenzar trasladando una parte del video y evaluar su rendimiento orgánico antes de decidir realizar ajustes adicionales.

Si tu objetivo principal es la indexación de videos en la página, la segunda aproximación es la más indicada.

Ejemplos Prácticos:

  • Una entrada de blog donde el video complementa el texto, pero no es el contenido principal.
  • Una página de detalles de producto con un video complementario.
  • Una página de categoría de videos que enumera varios videos de igual prominencia.

Aquí tienes un ejemplo de una página donde el video es el contenido principal según Google: el video está visible sin hacer scroll, es prominente y el propósito principal de la página es ver ese video.

Es probable que Google indexe un video cuando es el contenido principal. El contenido de la página consiste principalmente en un solo video y no parece tener mucho contenido adicional.

Conclusión

En el mundo de la optimización para la indexación de contenido, equilibrar la presencia del video con el texto es esencial. Aprovecha las estrategias sugeridas y optimiza tus páginas para que los videos complementen de manera efectiva el contenido textual, maximizando así la visibilidad y el impacto de tu material multimedia. Recuerda, el video puede ser una herramienta poderosa cuando se integra de manera estratégica con el texto principal de la página. Si necesitas ayuda contáctenos hoy mismo estamos disponible para ayudarte a resolver cualquier problema con la indexación de tus videos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio